Obsequios y recordatorios para una boda fabulosa

Obsequios y recordatorios

Las bodas están cada vez más sofisticadas y glamorosas. La presentación y la envoltura de los recuerdos de boda deben resultar únicas y llamativas. Muchas veces la forma como se presenta un recuerdo de boda le da al momento un aire memorable.
No os olvidéis que esos recuerdos de boda son una forma de agradecer a los invitados su asistencia. Los recuerdos o recordatorios de boda pueden ser decorativos, complementando la decoración de las mesas del banquete o el ambiente de la fiesta. Como sucede con toda la demás decoración de la boda, los obsequios deben espejar el grado de formalidad de la boda y el carácter de la pareja.

  1. Usad una envoltura llamativa y de buen gusto, no ofrezcáis recuerdos sin envolver. Una pequeña caja o una bolsita de papel con un lazo le dan un toque de buen gusto a cualquier regalo. Si los invitados sienten que habéis puesto esfuerzo para agradarles, eso será un gesto más importante que el recordatorio en si mismo.
  2. Es muy importante que los colores de las envolturas combinen con la gama de colores de la boda, con las mesas, con las flores, etc. Podéis ponerles a los recordatorios cintas de colores a juego.
  3. Escribid en cada recuerdo un mensaje personalizado, puede ser sobre la utilidad del obsequio, una frase que sea importante para vosotros, un pequeño poema, etc.… Si regaláis golosinas podéis escribir algo como: ”2 golosinas para cada uno, para que no os olvidéis que la vida también es dulce…
  4. Podéis grabar vuestras iniciales, usar una cinta personalizada, o imprimir la fecha de la boda o un mensaje personal; así los recuerdos resultaran más personalizados. Todo esto puede ser escrito a mano, dándole un toque personal, pero solo si tenéis buena letra, de lo contrario es mejor contratar a un profesional para que lo escriba. Otra opción el la impresión con láser, más barata y con resultados que también salen muy buenos.
  5. Juntad alguna utilidad a vuestros regalos de boda, usadlos por ejemplo como tarjetas de ubicación para vuestros invitados. Sobre una mesa en la entrada del banquete, poned una pequeña tarjeta en cada regalo con el nombre del invitado y número de su mesa.
  6. Podéis hacer también una pequeña tarjeta para colgar en los regalos, con un monograma con vuestras iniciales, la fecha de la boda, etc.; en este campo, la creatividad es un factor al que podéis soltar las riendas.
  7. ¿Y qué tal hacer los centros de mesas con los obsequios de la boda? Podéis, por ejemplo, hacer los centros de mesas con pequeños maceteros floridos, con una tarjetita en cada uno, explicando que cada invitado de esa mesa se deberá llevar uno como recuerdo de la boda.
  8. Para ahorrar espacio en la mesa, podréis colgar los recuerdos en la silla de cada invitado. Esa es una forma creativa de presentarlos y al mismo tiempo de decorar las sillas del banquete. Podéis usar una bonita bolsita de tela con asas, atada a la silla con una cinta de satén; resultará espectacular. No os olvidéis de la tarjeta personal.
  1. Si celebráis la boda en época navideña, podréis adornar el árbol de Navidad con los recordatorios de la boda. Pero debéis tener cuidado de no elegir regalos pesados para que el árbol no quede muy cargado.
  2. Una idea divertida seria poner pequeñas tartas de boda en cada mesa, con cuchillo y pala individuales para que cada invitado pudiera cortar su trozo de tarta; a la hora de cortar la tarta, los invitados podrían acompañaros, cortando cada uno su trozo y compartiendo con vosotros este momento único.
  3. Podéis también colocar los regalos en bonitos cestos, a la salida del lugar del banquete, con una advertencia para que vuestros invitados los lleven cuando salgan de la fiesta.
  4. Si hay niños, podréis regalarles algo útil para que puedan entretenerse durante el banquete. Podéis también encargar a los niños de distribuir los recuerdos por los invitados, pero tenéis que vigilarlos para que los entreguen a todos los invitados.
  5. Una idea práctica y decorativa es colocar los recordatorios en una mesa en el centro del salón, con una tarjeta que invite a cogerlos. Los recuerdos de los niños deberán colocarse en una mesa más baja y de forma atractiva.
  6. No os olvidéis de comprar recuerdos en número superior al de los invitados, porque algunos se pueden estropear, o para algún invitado que quiera llevarse más que uno.
  7. Hay regalos que siempre son bien recibidos y que nunca salen de moda. Podéis optar por mermeladas caseras, en pequeños potes, acompañadas de un pequeño bizcocho casero; envueltos en celofán y atados con una bonita cinta harán un pequeño regalo de muy buen gusto.
  8. Obsequios y recordatorios Si se regalan chocolates, es necesario prestar atención al calor, porque en verano pueden derretirse con mucha facilidad. Los chocolates (como los que te mostramos en la foto) pueden ser un regalo muy elegante, pero son más apropiados en invierno.
  9. Otra opción simpática puede ser regalar ofrendas de caridad; elegid una o más instituciones de caridad y en vez del tradicional recordatorio de boda, podréis colocar en cada mesa una pequeña tarjeta que diga algo como: “Un regalo de amor fue dado en tu / su nombre… que esta contribución haga un poco más felices a los niños de (Nombre de la institución) ”. También podéis regalar tarjetas de UNICEF o de cualquier otra organización que las venda. Esta opción puede ser deducida en los impuestos, si pedís recibo.

Newsletter

Manténgase informado de todas las novedades!

Votación más reciente

¿Cuándo es tu boda?