Matrimonios mixtos en la Iglesia Católica con disparidad de cultos

Puede ocurrir que uno de los novios pertenezca a una religión diferente a la católica, pero no se abstenga de celebrar la boda a la luz de una ceremonia católica. Si es ese el caso, aquí podéis ver cómo hacer.

En primer lugar, es importante distinguir un matrimonio mixto de uno con disparidad de culto.

El matrimonio mixto se celebra entre una persona católica y una bautizada no católica, es decir, bautizada en otra Iglesia Cristiana. Para que este matrimonio mixto ocurra, es necesario tener el permiso expreso de una autoridad eclesiástica para la licitud del matrimonio.

El matrimonio con disparidad de culto se celebra entre un novio católico y uno no bautizado. Cuando exista disparidad de culto es necesario tener una licencia para la dispensa de disparidad de culto para que el matrimonio sea válido.

Aunque en los matrimonios mixtos se necesiten permisiones, no existe impedimento de matrimonio.

Matrimonio entre un católico y un no católico

Generalmente, la Iglesia Católica acepta el matrimonio religioso entre un católico y un no católico.
Por ejemplo, será permitido que un islamita, anglicano o ateo se una a una católica, sin que la conversión sea un impedimento. El novio no católico simplemente asume el compromiso de no oponerse a la fe y práctica católica de su conyugue, y de permitir la educación católica en sus hijos o, por lo menos, permitir que se transmitan los valores propios de su religión.

Aunque estos casos sean cada vez más frecuentes y aceptados, sobre todo cuando uno de los novios se afirma como ateo o agnóstico y el otro desea casarse religiosamente, la Iglesia Católica se reserva al derecho, en este o cualquier otro caso, de aprobar, o no, cada proceso a través del obispo de la respectiva diócesis.

Los novios que por alguna razón tengan un proceso denegado pueden recurrir a los Tribunales Eclesiásticos. A semejanza de lo que ocurre en los Tribunales Judiciales Civiles, los Tribunales Eclesiásticos tienen varias instancias de apelación. En último caso es posible recurrir a Roma, haciendo una apelación al Papa.

Créditos de las imágenes: 1

Newsletter

Manténgase informado de todas las novedades!

Votación más reciente

¿Cuándo es tu boda?