Lo que no debes hacer

ue no debes hacer

Muchas veces más importante que lo que se debe hacer es lo que no se debe hacer. Existen normas de conducta, que pensamos a veces que no tienen sentido, pero que en verdad denotan el respecto que tenemos por los otros, y sobretodo, hacen que haya armonía y gusto en la convivencia.

Si vas a una fiesta con un traje desapropiado, tampoco tienes que hacer un lío. Pórtate de forma simpática, cordial y educada. A nadie le va a importar que no estés vestida para la ocasión (a menos que hagas como Bridget Jones, en la película, y vas a una boda con un traje de conejita); puedes creerte que solamente se acordarán de ti como la persona simpática, divertida y educada y no como la que ‘iba mal vestida’.

¡Acuérdate que un traje apropiado y falta de educación no contribuyen para dejar una buena opinión! ¡Lo que a largo plazo se queda en la memoria son las actitudes y no la apariencia! Seguro que solo tomas por amigo a alguien que te trate con respecto y no a alguien que sea mal-educado o inconveniente, ¿verdad? Como ya lo he dicho antes, dictan las normas de buena convivencia que más importante que saber lo que hacer es ‘saber lo que no hacer’, por eso no se debe ser mal-educado, engreído, arrogante, exhibicionista; saber escuchar también denota buena educación. Debes tener siempre en cuenta los sentimientos de los otros cuando expresas tus opiniones, evitando hablar de temas polémicos. ¿Ya has pensado lo desagradable que resultaría estropear una boda o una fiesta discutiendo a gritos en medio de un salón con alguien que no tiene tus mismas opiniones?

Tratándose de la novia es importante que este día sea realmente su día; no obstante, tal no significa que tenga el derecho de faltarle al respecto a sus invitados o a los proveedores. No llegues atrasada a la ceremonia… bueno, unos diez o quince minutos, puede ser, pero más que eso, aunque se piense que es típico de las novias, no es correcto. La recepción está fijada para una hora concreta, si acaso se atrasa la ceremonia, se atrasará todo lo demás, dejando a los invitados y a los proveedores en un incomodo compás de espera.

Newsletter

Manténgase informado de todas las novedades!

Votación más reciente

¿Cuándo es tu boda?