Invitaciones de boda con vuestro estilo

Invitaciones de boda

Cerca de dos meses antes de la boda, y mal hayan elegido la fecha, el lugar, el estilo y el tipo de ceremonia, será tiempo de pensar en las invitaciones.

  • No olvidéis que las invitaciones pueden demorar hasta mes y medio a preparar y a imprimir. Debéis guardar algún tiempo para elegir el tipo de letra, papel, colores o sellos con iniciales para cerrar las invitaciones. Hay que tener también atención a la homogeneización del diseño de las invitaciones, de las tarjetas de ubicación de los invitados en las mesas y en la iglesia, y de los menús.
  • Las invitaciones tienen que estar en total acuerdo con el estilo que habéis elegido para la boda e implícitamente con el carácter de la pareja. La invitación anuncia qué tipo de vida llevará la nueva pareja, formal, informal, elegante o divertida.
  • Cuando la ceremonia es en un lugar distinto del de la recepción, la invitación debe presentar las varias direcciones o enviarse dos invitaciones distintas para las dos celebraciones. Cuando la recepción no coincide con el final de la ceremonia, hay que referir a qué horas se inicia.
  • La invitación también puede indicar el tipo de traje a usar, por debajo de la dirección. Por ejemplo, si la boda es una boda muy formal debe indicarse ‘traje de etiqueta’.
  • Podéis dar a la invitación de boda un toque de vuestro estilo personal, como una cinta con vuestros nombres impresos. O imaginemos, por ejemplo, que vais a celebrar vuestra boda con un té por la tarde, y no con una cena formal, podéis juntar a la invitación una bolsita de té perfumado (hay que no olvidar pesarlo en los correos para evitar costes adicionales).
  • Es muy importante nunca mencionar las tiendas donde se han hecho las listas de boda. ¡Debéis decírselo apenas a quién pregunte! Tampoco se deben poner títulos académicos.
  • Hay que solicitar primero una muestra en la gráfica y, no olvidéis confirmar si están bien las fechas, horarios, direcciones y todos los elementos antes de enviarlas para imprimir. Hay que tener cuidado con estos detalles para evitar molestias futuras (Leer artículo: “12 trucos para ahorrar dinero sin perder la elegancia).
  • Cuando se escribe en una invitación “Invitamos la Sra. X y el Sr. Y, y su familia”, significa que estamos invitando a todos los que viven en esa casa.
  • Cuando algunos de los invitados son parejas que aun no viven juntas, las invitaciones deben hacerse por separado.
  • Juntar a la invitación una Tarjeta de Contestación con su sobre, ya con el sello, y la dirección a donde devolverla, y esperar la respuesta. Si acaso no recibís respuesta en un mes, será mejor llamar por teléfono al invitado, porque puede ser que no le haya llegado la invitación. La Tarjeta de Contestación puede ser una tarjeta separada de la invitación, lo que sucede en bodas formales. Si la boda no es formal, puede llevar apenas la indicación RSVP, sin que sea necesario que se conteste por escrito.

    Nota: La sigla RSVP es del francés que significa “respondéz s’il vous plait”.

Una invitación debe referir siempre:

    1. para qué se invita;
    2. quién invita;
    3. dónde y a qué horas se celebra;
    4. Dirección y teléfono para contestar (RSVP);

    Lo que no debe referir:

      • LISTA DE BODA… ¡NUNCA!

    Newsletter

    Manténgase informado de todas las novedades!

    Votación más reciente

    ¿Cuándo es tu boda?