Cómo plantear un presupuesto a medida

presupuesto

Es importante que el dinero o las cuestiones económicas no sean el tema predominante de vuestras conversaciones o vuestra principal preocupación. En este momento sois vosotros lo que viene primero. El día de vuestra boda tiene que ser un día especial y como tal no podéis dejar que se transforme en una verdadera pesadilla, obsesionados con los gastos o con cualquier otra cosa que haga que ese día o los momentos que le anteceden resulten menos especiales de lo que deberían.

La regla principal es: consentirse en lo que creéis que es más importante y olvidar todo lo demás, o sea, hacer una lista con todo que lo que os gustaría tener en vuestra boda y de esa lista seleccionar lo que realmente queréis; cuatro o cinco ítems que queráis mucho y de los cuales no vais a discutir el precio porque hay que saber consentirse.

Tened presente que este es el inicio de una nueva vida y no vais a querer empezarla con momentos tristes, llenos de discusiones por cosas que nada tienen que ver con vuestro amor.

¡Para que una boda resulte elegante no necesita de un presupuesto astronómico!

Estos son los aspectos de debéis plantear a la hora de hacer un presupuesto de boda:

  • Coste de la ceremonia (lugar, oficiante, documentación).
  • Coste de la recepción (lugar, comida, aperitivos, bebidas, entretenimiento, decoración, iluminación, recuerdos).
  • Trajes (novia: vestido, zapatos, peinado, maquillaje, joyas; novio: traje, zapatos).
  • Alianzas.
  • Invitaciones, tarjetas de ubicación, tarjetas de agradecimiento (correo incluido).
  • Flores (centros, flores para el altar, ramo de novia, flor para el novio y para los padres; otras flores para la decoración del lugar de la fiesta o de los recibidores).
  • Recuerdos para los invitados.
  • Fotógrafo y video.
  • Transporte.
  • Viaje de novios.
  • Lugar para pasar la noche de bodas.

Newsletter

Manténgase informado de todas las novedades!

Votación más reciente

¿Cuándo es tu boda?