8 trucos para gastar menos con las bebidas del banquete

bebidas del banquete
  1. En vez de un banquete en que los invitados estén sentados, y con barra abierta, es mejor un brunch, es decir, un desayuno completo y mejorado, que se puede servir hasta las 12 del medio día, con bebidas no alcohólicas o espirituosas (champán con zumo de fruta) ¡Resulta muy elegante!
  2. Si queréis poner una barra abierta para los invitados y hacer una fiesta más lujosa, es mejor un almuerzo que una cena: la gente bebe menos a medio día que por la noche.
  3. Abrir la barra solamente después de la comida, y servir vino y zumos con los platos.
  4. No servir a discreción bebidas con gran cantidad de alcohol, como vodka, licor o whisky. Es mejor elegir vino, cerveza o zumos y servir el champán apenas para el brindis.
  5. Como aperitivo servir cócteles de té frío con menta y cócteles de color variado con zumos de fruta mezclados con agua mineral con gas y trocitos de fruta; los invitados beberán menos alcohol, ¡y es súper elegante!
  6. En verano, es mejor servir cócteles (margaritas, piñas coladas o daiquiris); las probabilidades de que alguien beba más que uno o dos serán pocas. Son cócteles más fuertes, pero que visualmente también se destacan más.
  7. No poner el vino directamente en las mesas. Es mejor pedir a los mesoneros que tengan atención a las mesas, sirviendo las bebidas y preguntándoles a los invitados si quieren beber más.
  8. Si escogéis celebrar la boda un domingo por la noche, los invitados beberán menos porque tienen que trabajar el día siguiente…

 

Newsletter

Manténgase informado de todas las novedades!

Votación más reciente

¿Cuándo es tu boda?